Secando paritarias a fuerza de despidos

Por Ezequiel Arauz.           (Integrante de la Agrupación docente Edukadores, miembro fundador Grupo Walsh)

despidos-del-gobiernoEl Estado, ya se dijo varias veces, nunca es neutral. Este Estado en manos de gerentes de las multinacionales y firmas de la cúpula local, no lo es de ninguna manera y no puede serlo. Todas sus acciones deben ser leídas como mensajes hacia las patronales agroexportadoras, financieras, mediáticas e industriales, al fin y al cabo su base de sustento. Macri explicó que concibe a su gobierno como el canchero que prepara el campo verde y mejora el terreno para que el sector privado juegue. Ese es su modelo ideal.
El desempleo, también se dijo muchas veces, es un fuerte disciplinador social. Así se los hizo saber el ministro Alfonso Prat Gay a los sindicatos. Este año en paritarias y como no ocurría desde que fueron reinstaladas como instancia a partir de la llegada de Néstor Kirchner al gobierno nacional, se negociarán puestos de trabajo y por lo tanto, las pretensiones salariales deben retroceder.
Pero, Cambiemos lo sabe mejor que ningún espacio político, las palabras no alcanzan. Se necesitan hechos, imágenes y sensaciones concretas que instalen esa misma idea de inestabilidad laboral en la cabeza de cada trabajador.
Y esos hechos los están impulsando desde el Estado nacional, provincial y municipal a su cargo. El decreto 254, uno de los tantos que firmó Macri, puso en revisión la totalidad de contratos del estado nacional. Esa pauta de inicio y las que le siguieron en la provincia y los distritos dominados por el PRO, inicia la instalación del despido masivo como idea con toda contundencia. Incluso llega a reincorporar algunos trabajadores allí donde los reclamos cobran más vigor, para alimentar el dialogo y el consenso. Pero la idea madre del despido ya está entre nosotros.

No se agota en la idea de que cuanto menos personal estatal se cuenta, más efectiva es la gestión, que también la comparten.
No se trata solo de cumplir con la votada promesa electoral de barrer a los “ñoquis”, vieja consigna liberal que se reedita, siempre basada en una estigmatización falsa. No se termina con la intención clásica de la derecha de perseguir – puesta a encarar esa tarea, históricamente en nuestro país no ha tenido límite alguno – opositores políticos, que hoy se sintetizan en el denostado término de “militante” y que muchas veces se complementa, para agregar carga dramática, con “militante de La Cámpora”.
Cambiemos no tiene por estrategia discursiva negar u ocultar los despidos masivos en los que, bueno es que se entienda, está avanzando efectivamente. Pero, allí donde puede y de común acuerdo con conducciones sindicales afines, infla las cifras, genera un engorde del despido. Publicita, defiende a viva voz y reproduce números como certeras amenazas, porque quiere instalar de cara al ciclo de paritarias que, en general, se abrirán en marzo, la idea, la sensación palpable de los despidos. Cambiemos está despidiendo y quiere que se sepa.
Anunciando y concretando el recorte de contratos, están dejando familias en la calle si, achicando el Estado también y suelen tener mayor saña en las áreas sociales. Pero por añadidura, con esa estrategia buscan determinar el proceso de paritarias 2016. Usan a los trabajadores estatales para mandarle un claro y contundente mensaje al empresariado y al conjunto de los trabajadores de cara a esas negociaciones, fortaleciendo inequívocamente la postura del la parte empleadora.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía Política, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s