Economía para todos y todas

cropped-logo

Por Mariano Massaro(*)

Suele hablarse mucho de economía para no decir nada u ocultar sus reales parámetros; Es una fórmula muy básica y antigua a través de la cual la derecha camufla sus políticas. Para romper con los tecnicismos que solo dejan espacio a los que portan el saber económico y mantienen en la ignorancia a quienes no, quiero presentarles dos variables económicas muy importantes desarticulando el lenguaje complejo para explicar que está haciendo el PRO al menos en esta parte de la economía. La primera de ellas se vincula con  la recesión con inflación que vive el país y la segunda describe que está exportando e importando Argentina, ambas como reflejos de los intereses económicos que defiende a capa y espada el ingeniero Macri y quienes acompañan desde las sombras sus políticas. Y a no olvidar que la economía es política concentrada.

Arranquemos por el principio;  Cuando CFK dejó el gobierno la economía del país estaba creciendo, de forma moderada, pero creciendo a una tasa del 2.1% del PBI, es decir, el país producía un 2.1% más que el mismo mes del año anterior. Lo interesante es que este no es un dato kirchnerista, sino que así lo reflejó un informe del Indec macrista (1). La inflación del 2015 cerró en el orden del 28% anual  (promedio entre los datos del oficialismo y el índice Congreso opositor) con una clara declinación en el último trimestre de 2015, es decir comenzaba a bajar. En ese último año de la administración K,  las paritarias habían cerrado (promedio) por arriba de ese número, ubicándose, aproximadamente en el 32%, lo que implica que el salario real se fortaleció.  Con la puesta en marcha de la restauración neoliberal y su intento de “enfriar la economía”, que quiere decir que se consuma menos, comenzó una rápida parálisis de la producción de bienes y servicios, primero deteniendo lentamente el crecimiento para luego entrar  oficialmente en recesión. Así lo ha informado el nuevo Indec, y en consonancia con diversos informes económicos, entre los que se cuenta al siempre eterno FMI. Pasado en limpio: la economía se contrajo, se redujo un 0,7%, y se proyecta una caída para todo el 2016 del 1.6%, un montón.  Esto significa que lo que produce el país es menos de lo que producía antes.

Respecto de la otra variable, la inflación, se ha visto disparada; En un inició con el impacto de la devaluación de la moneda, es decir, la suba del valor del dólar y la caída del valor del peso, produciendo que el peso con el que cobramos nuestros salarios valga 40% menos.  A esto le siguió el tarifazo, que según un estudio elaborado por la CTA (2), ha tenido un impacto en el salario promedio de un docente que recién arranca del 40% de su sueldo. Esto quiere decir que ese docente, luego del tarifazo, gasta un 40% de su salario mensual para pagar todos los servicios. Vale la pena recordemos que cuando comenzó el año la meta inflacionario, o la inflación que proyectaba para todo el año el gobierno, según expresó Prat Gay era del orden 25%; Lamentablemente al día de hoy según un informe elaborado por las centrales obreras (3) la inflación anual proyectada es del 44%, y contando. Esa es la inflación que se habrá acumulado a lo largo del  corriente año.  Con un promedio de paritarias que no ha superado el 30%, se prevé que muchos gremios que ya habían cerrado acuerdos salariales los re abran generando un escenario de tensión.

En síntesis: con una reducción de la economía, es decir, recesión y una inflación proyectada de 44%, los argentinos hemos ingresado en lo que Andrés Asiain denomina “Depreflación”. Un escenario catastrófico inventado por los cráneos creativos de la derecha argentina, remarcando lo de inventada porque ninguna de las variables macro económicas conducía a ese escenario.

Para ingresar en la segunda parte del análisis que les propongo debemos tomar el reciente informe elaborado por el Indec (4) según el cual indica un superávit en el intercambio comercial de Argentina (la balanza comercial entro lo que se exporta y lo que se importa). Quizá ese material termine siendo de forma involuntaria, un camino para corroborar empíricamente la debacle económica que ha creado Cambiemos con el ingeniero Macri al timón.

Al comenzar a desmenuzar los datos surge con cierta claridad como las medidas económicas asumidas por Macri están moldeando la economía, dejando en evidencia la direccionalidad que asume. Lejos de ser esto una denuncia panfletaria todos los números han sido suministrados por el propio oficialismo. El superávit que informan, ciertamente exiguo, son los números que exhiben en una danza de seducción para atraer capitales, una apuesta por la inversión externa que nunca llega. Pero las políticas macroeconómicas del PRO se muerden la cola. Ningún inversor, por fuera de la especulación financiera, es decir el resto de las empresas que producen bienes y servicios se deja llevar por el título, sino que ponen a sus técnicos a evaluar toda la información disponible antes de hacer una inversión extranjera directa, y el entramado del cual les hablo también es leído por ellos, desmotivando la inversión. Ahí muere todo el plan económico de Cambiemos, si es que existe tal cosa.

Los datos oficiales revelan que en los primeros cinco meses del año 2016 la balanza comercial fue superavitaria en 350 millones de dólares, nada. El total exportado fue de 22.471 millones de dólares mientras que las importaciones registraron un valor de 22.121 millones de dólares. Hasta ahí fenómeno. Ahora bien, y esto es lo que no te dicen: hubo  mayores exportaciones de Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) y Productos primarios, en tanto disminuyeron las de Manufacturas de Origen Industrial (MOI) y Combustibles y energía.  Aumentaron las importaciones de Bienes de consumo y  Bienes de capital. Acá se empieza a complicar porque volvemos a una matriz productiva previa al kirchnerismo.

Veamos cómo se compone esto:

Exportaciones: 1) Productos Primarios aumentó 15.9%. Ese aumento esta compuestos entre otras cosas por: animales vivos (vacas)  45.5%; cereales 34.2%; minerales metalíferos 30.8%; tabaco sin elaborar aumento 171.4%.   Estos son los sectores a los cuales el ejecutivo nacional  le quitó las retenciones y otros como la explotación minera a los que lee redujo los pocos impuestos que pagaban. 2) Manufacturas de Origen Agropecuario aumentó 8.6%, destacando un 38.9%  de aumento en exportaciones de grasas y aceites. 3) Manufacturas de Origen Industrial  cayó 16.3%. Entre ellas la exportación de autos se desplomó 27.3%; los textiles 30.9%; el calzado 33.3%. Estas actividades industriales son las que  consumen un gran nivel de mano de obra, por lo tanto, la marcada caída de exportaciones de estos productos conlleva un impacto directo sobre el nivel de empleo.

Importaciones: 1) Bienes de Consumo aumentó 10.1%, es decir se abrió la importación indiscriminada desde línea blanca -electrodomésticos- hasta alimentos, textiles, calzados.  Con estos números queda en evidencia la falsa preocupación sobre el entramado Pyme que Mauricio Macri y Sergio Massa expusieron como compensación para frenar la ley de doble despido. Estos números reflejan lo que denunciaban las Pymes que sucedería, por eso solicitaban que no se abran las exportaciones porque era  imposible competir y entrarían en crisis.

De lo expuesto queda claro que Cambiemos ha impulsado una serie de variables económicas que traen como consecuencia el deterioro del salario real por el proceso inflacionario, la caída de la actividad económica al ingresar en recesión con lo cual va a aumentar el desempleo. Y por el otro lado mayor concentración económica en el agro negocio al favorecer e impulsar sus exportaciones y más caída de empleo al aumentar la importación de muchos productos que se fabrican acá. Ahora ya sabes porque nos aponemos a la restauración neoliberal.

(1) El 30/03/2016 el titular del Indec, Jorge Todesca informó que el Producto Bruto Interno (PBI) creció un 2,1% durante 2015, un cálculo que se estimó con nueva metodología.
(2) http://www.ctabsas.org.ar/IMG/pdf/informe_idesba_impacto_tarifas_servicios_publicos_y_alimentos_en_ba_-_julio_2016.pdf

(3) El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) presentó 6/7/16 su primer cálculo de la inflación anual, que supera el 44 por ciento calculada hasta mayo pasado. Se trata del Índice de Inflación de los Trabajadores, que calcula la capacidad adquisitiva de los salarios.

(4) http://www.indec.mecon.ar/uploads/informesdeprensa/ica_06_16.pdf

(*) Referente de Judiciales, miembro fundador Grupo Walsh (FpV).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Economía para todos y todas

  1. RECIÉN LLEGO A ESTE GRUPO, ME PARECEN MUY INTERESANTES ANÁLISIS….YA ME SUSCRIBÍ ..GRACIAS. LA BATALLA CULTURAL LO MERITÚA!!! ABRAZOS

    Me gusta

  2. coincido mucho……..soy contadora pública, y creo que el meollo del modelo de esta derecha comisionista, pasa por el modelo de país, y las alianzas estratégicas a las cuales nos pretenden atar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s